Prestamos con cheques

Por iniciativa de la ANSES, los bancos ofrecerán cuentas gratuitas a los jubilados

El proyecto prevé que todos los clientes de la tercera edad accedan a una tarjeta de débito sin costo, para acceder a descuentos y la devolución del IVA

A instancias de la ANSES, el Banco Central (BCRA) está trabajando en el armado de una normativa que obligará a los bancos públicos y privados a ofrecer una cuenta gratuita a los jubilados que cobren sus haberes a través de estas entidades.

De acuerdo a El Cronista, el titular de la ANSES, Diego Bossio, comentó a ejecutivos del sector que tiene previsto sacar la norma antes de mitad de año. 

El plan pasó a integrar la lista de medidas que puso en marcha el Central para reducir al máximo el uso de efectivo en todo el sistema y reemplazarlo por el empleo de los medios electrónicos para ampliar la bancarización, consigna el matutino.

La iniciativa recaerá sobre unos 5,2 millones de beneficiarios en toda la economía argentina, de los cuales se estima que hoy están bancarizados menos del 40% del total.

En la actualidad, el costo de mantenimiento de una caja de ahorro, que incluye la emisión de una tarjeta de crédito, es para los jubilados de entre $ 8 y $ 35 mensuales, según el Banco Central.

Tal cual como hoy está presentada, la iniciativa obligaría a los banqueros a resignar, una vez más, una buena fuente de sus “ingresos por servicios”, consigna El Cronista.

Una cuenta hecha a grosso modo sirve para reflejar esta cuestión.

Si se considera que unos 2.080.000 jubilados (el 40% de los 5,2 millones) hoy pagan un costo de mantenimiento mensual promedio de $21,5 (la mediana entre 8 y 35), la pérdida en conjunto para los bancos que hoy tienen mayor inserción en el segmento podría llegar hasta los $50 millones al mes. Es decir, unos $600 millones al año. 

Este posible recorte explicaría una buena parte de la resistencia que ya insinuó la mayoría de los banqueros frente a la medida.

“Nosotros estamos más deseosos que ellos por reducir el uso del efectivo pero no es tan simple. Todas las partes tenemos que ir trabajando y confluyendo en este proceso”, se lamentó un ejecutivo consultado por este diario.

Los banqueros son pesimistas y consideran que semejante generosidad no alcanzará a modificar demasiado las cosas.

“Los jubilados que hoy no están bancarizados no van a usar tarjeta por más que se los apunte con un revólver en la cabeza”, razonó un ejecutivo.

Según el matutino, la cartera de clientes de la tercera edad está concentrada hoy en unas pocas entidades del sistema.

Más allá de la banca pública (Banco Nación, Banco Provincia y Banco Ciudad), el segmento se dispersa en sólo cinco entidades privadas: Banco Piano, Supervielle, Macro, Columbia y Patagonia.

Los costos que deben afrontar los jubilados por sus productos bancarios suelen encarecerse porque algunos seguros, como el de vida, resultan más elevados para este segmento.

Aunque, como ventaja, los jubilados ostentan un bajísimo nivel de morosidad en relación con el que muestran otros sectores.

“Es un cliente estable, con un excelente comportamiento crediticio, y que actúa como anclaje para otros usuarios porque muchas veces genera adicionales en sus tarjetas”, destacó a El Cronista un banquero.

Comentarios

comentarios

Publicado en General,Información,Noticias | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.