Prestamos con cheques

Atención: Libra Esterlina

Durante siglos rigió los destinos económicos y financieros del mundo y fue una de las formas preferidas de ahorro por generaciones. Se mantuvo por afuera de la comunidad europea y tiene vida propia. Hoy está en el primer “pelotón” de las monedas más demandadas en la city porteña.

En un año electoral, nadie duda que el dólar es la moneda preferida de particulares y ahorristas.

Sin embargo, en este contexto, caracterizado por un billete verde planchado, para el que no se esperan grandes sobresaltos, comienzan a surgir algunas otras alternativas que concitan en el interés de los inversores.

En la city porteña, ya se habla de una moneda que logró ocupar un lugar destacado en el ranking de las divisas de mayor demanda por parte del público, más allá de las típicas compras estacionales, que suelen caracterizar al real brasileño, al peso uruguayo o al peso chileno.

¿Cuál es? “Seguramente, cuando uno mira más allá del dólar se piensa inmediatamente en el euro, por la fuerte suba registrada en las últimas semanas. Pero no es así, nos estamos refiriendo a la libra esterlina”, reveló el analista de ZonaBancos.com, Carlos Risso.

Para sorpresa de muchos, dicha moneda pudo mantener, a lo largo de varios meses, una demanda constante que, incluso, llamó la atención entre quienes, a diario, operan en los mostradores de casas de cambio y bancos especializados.

Si bien no logra desplazar de su trono al dólar, los expertos no dudan en afirmar que, en la actualidad, la libra esterlina goza de muchos adeptos por ofrecer una muy buena liquidez.

Así también lo aseguró Fernando Izzo, desde ABC Mercado de Cambios. Y destacó que “hoy la vemos acompañando los movimientos del billete verde”.

¿Por qué la libra esterlina?
”Los motivos que impulsan las compras son a veces difíciles de explicar. Pero parten, básicamente, de la atracción que puede ejercer una determinada variable”, sostuvo Risso.

En este sentido, Fernando Izzo remarcó que una de las razones que impulsan la mayor demanda radica en “la independencia que tiene Inglaterra con respecto al resto de Europa, en cuanto a la posibilidad de aplicar su propia política económica”.

Y agregó: “Por muchos años, junto con el franco suizo, captó la atención de los inversores, que la adquieren con la intención de obtener una ganancia y no para ir de vacaciones”.

En tanto, Risso destacó que “la flotación administrada que lleva a cabo el Gobierno Nacional quitó expectativas sobre la evolución del dólar y la posicionó como una opción de resguardo del capital”.

El mayor interés que ha despertado encuentra sustento al analizar su evolución desde hace dos años a esta parte. 

En la actualidad la “pound” cotiza a 1,638 unidades por dólar. Un valor sustancialmente menor al máximo registrado en los últimos tres años, que fue de u$s2,1, alcanzado en el peor momento de la crisis financiera del año 2008.

Si se quisiera establecer un techo a su crecimiento con respecto a esa cotización, todavía tendría margen para crecer nada menos que un 30% si bien, claro está, este nivel se alcanzó en un momento crítico para la economía internacional, muy alejado de la situación actual.

Desde mayo a hoy la moneda avanzó un 15% con relación al dólar, en tanto que si se toma como referencia su evolución en los primeros meses del 2011, se observa que se incrementó un 6,1 por ciento. 

Pero así como se mencionó el máximo, es bueno referirse también al mínimo. 

En este caso, puede mencionarse lo ocurrido en marzo de 2009, cuando la cotización fue de u$s1,38, o en plena crisis de la deuda griega, cuando cayó a 1,43 dólares.

Apoyado en este u otros razonamientos de similares características, lo cierto es que hoy es la moneda más pedida por el público, después del siempre respetado dólar”, concluyó Risso.

De todas formas, para un comprador argentino acostumbrado al dólar debe recordarse que el spread (diferencia entre el precio comprador y el vendedor) puede ser sensiblemente más amplio para el caso de la libra esterlina. Mientras el billete verde tiene en las casas de cambio un margen de 3 centavos entre sus puntas, esta moneda puede llegar a una distancia varias veces superior.

Para aquellos inversores un poco más sofisticados que buscan rentabilidad y seguridad, hay alternativas que evitan la manipulación de efectivo.

En diálogo con iProfesional.com, Leonardo Bazzi, responsable de Research de Puente, manifestó que “existen instrumentos que replican su evolución, sin necesidad de mantener la tenencia de billetes. En este caso puntual, una opción es un ETF (Exchange Traded Funds) que se negocia bajo la sigla FXB”.

La libra, ayer, hoy y mañana 
Fue la moneda que rigió los destinos económicos y financieros del mundo por siglos, por lo que se convirtió en un verdadero símbolo del poder imperial del Reino Unido.

Si bien en la medida que transcurría el Siglo XX fue perdiendo parte de su prestigio, fueron muchos los bancos centrales que la adoptaron para establecer sus sistemas de anclaje o de convertibilidad, como una forma de fortalecer su propio signo monetario.

Tal vez los casos más significativos hayan sido los de Singapur o incluso Grecia, que la utilizó como respaldo para salir de la hiperinflación, tras la Segunda Guerra Mundial.

Una vez que numerosos países del Viejo Continente adhirieron al euro, la libra esterlina se convirtió en la divisa en circulación más antigua del mundo.

Actualmente, ocupa el tercer puesto entre las monedas de reserva a nivel global, después del dólar estadounidense y la divisa comunitaria.

La evolución de su cotización frente al billete verde en los últimos tiempos parece querer reivindicar tiempos pasados. Y ello no pasa desapercibido para los inversores, aún para los de menor escala.

Esta recuperación puede atribuirse a cuestiones internas y externas. Entre las primeras surge claramente que el gobierno inglés ha venido “haciendo bien los deberes”, tanto desde el punto de vista monetario como fiscal.

En tal sentido, utilizando instrumentos que están vedados al resto de sus pares europeos, logró reducir los niveles de inflación, mejoró la cuenta corriente y achicó el déficit fiscal.

Esta buena performance es clave para el fortalecimiento de la libra esterlina, debido a que los inversionistas comienzan a considerar que hay una mayor probabilidad de un alza en las tasas de interés por parte del Banco de Inglaterra.

De acuerdo a los últimos datos conocidos, se prevé que la economía británica crezca un 0,8% en el primer trimestre del año.

Es, precisamente esta fortaleza, la que impulsa a numerosos analistas a pronosticar un alza en el tipo de interés en mayo, que no hará más que afianzar el repunte que la moneda viene evidenciado hasta ahora.

Comentarios

comentarios

Publicado en Dolar,General,Información,Noticias | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.