Prestamos con cheques

El riesgo país de Argentina creció casi 14% desde inicios de mayo

El incremento es el más alto de la región desde el inicio de la crisis griega. Según los últimos datos, se ubica por encima de los 600 puntos básicos

Desde que estallaron renovados temores sobre la deuda griega, los bonos argentinos no pararon de caer.

Desde los primeros días de mayo a la fecha, el riesgo-país argentino acumula una suba del 13,9 por ciento.

El hecho es que se trata de un deterioro mucho más amplio que el sufrido prácticamente por el resto del mercado de deuda de la región.

Según Ambito, este indicador mide la brecha que existe entre el rendimiento de los papeles locales en relación con los del Tesoro norteamericano.

Luego de una significativa mejora en 2009 y 2010, el año había arrancado con un riesgo inferior a 480 puntos básicos a mediados de enero. Pero se trató de un nivel que no pudo ser mantenido con el correr de los meses.

En los primeros días del mes pasado el riesgo argentino se ubicaba en 546 puntos. A pesar de una leve caída ayer, este indicador llegó al nivel de 622 puntos. Y desde que arrancó el año ya muestra un incremento, de nada menos que un 26 por ciento.

En la mayoría también se da un empeoramiento, pero claramente menos significativo que en el caso argentino.

En Venezuela, por ejemplo, uno de los países en el que los inversores tienen mayor aversión, se produjo un salto del riesgo-país del 11,1%, es decir menor que el argentino.

Sin embargo, en absolutos se encuentra mucho peor, ya que el riesgo venezolano asciende a 1.180 puntos básicos. Significa que un bono de ese país rinde en promedio un 11,8% anual más que un bono norteamericano.

Pero en el resto de la región todo estuvo mucho más estable. Brasil, por ejemplo, presentó una suba del 4,2% desde principios de mayo.

Este aumento se vio claramente moderado el lunes luego de la nueva suba que tuvo su calificación, lo que hizo retroceder al índice de riesgo-país en más del 3%. Ayer se ubicaba en 172 puntos.

En Perú se da una situación particular, ya que a pesar de la desconfianza del mercado por la elección del nuevo presidente, Ollanta Humala, el riesgo-país incluso mejoró desde principios de mayo, mostrando una disminución de casi 10%.

¿Por qué, entonces, la Argentina sufre mucho más que el resto? La respuesta hay que buscarla no tanto por el lado de la capacidad de pago o de los miedos por un efecto contagio si Grecia finalmente entra en default.

En realidad, hubo otros episodios que están repercutiendo. Como telón de fondo está la elección presidencial, que suele generar más incertidumbre entre los inversores y, por ende, la búsqueda de opciones de menos riesgo.

Pero hubo otros episodios que alteraron a los inversores y significaron una marcha atrás para los títulos argentinos.

El más relevante fue la decisión de avanzar a través de un DNU sobre el directorio de las empresas cotizantes, eliminando el límite del 5% del ejercicio de los derechos políticos por parte de la ANSES en las compañías.

Comentarios

comentarios

Publicado en General | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.