Los bonos más atractivos

Los títulos argentinos ganan en atractivo, en especial aquellos nominados en dólares en medio del escenario de incertidumbre global

Con un riesgo-país de 780 puntos básicos, pero sobre todo con la tasa de bonos norteamericanos en mínimos históricos, los títulos argentinos ganan en atractivo, en especial aquellos nominados en dólares.

Si bien los bonos en moneda extranjera resistieron mejor que los nominados en pesos y que las acciones el fuerte temblor de los mercados, los rendimientos ahora llegan a niveles cercanos al 10% anual, según informa Ámbito Financiero en su edición de hoy.

El abanico de títulos en dólares es amplio, pero los más atractivos son los de plazos cortos y medianos, es decir, con vencimientos que van entre 2012 y 2017. Este aumento de las tasas para las opciones locales coincide con la disminución de la tasa de los bonos a diez años de los Estados Unidos a niveles inferiores al 2% anual.

Sucede que los títulos del Tesoro se convirtieron en el gran refugio para los inversores alrededor del mundo, tal como sucedió con el oro. Esto generó que los precios se elevaran notablemente, con la contracara de una rebaja de rendimientos.

La reducción de las tasas resultó inesperada para la mayoría de los operadores, pero es el reflejo de la búsqueda de refugio. La expectativa es que estos niveles se mantengan bajos durante los próximos meses, ya que no se avizora una rápida recuperación del mercado o que de un día para el otro pasen los problemas para la economía europea o la norteamericana, agrega el matutino.

Frente a tasas inferiores al 2%, sobresalen los rendimientos de títulos argentinos en niveles que oscilan entre el 8% y el 10%. Incluso los bonos más cortos, como el Boden 2012 y 2013 presentan lógicamente rendimientos más bajos.

Sin embargo, tasas de entre el 4,5% y el 5,5% anual lucen interesantes, sobre todo en un contexto de plazos fijos en dólares que no pasa del 0,5% anual. En la Argentina, hay 14.000 millones de dólares en depósitos, de los cuales la mitad está a plazo.

El Global 2017, emitido el año pasado tras el canje de deuda, es el más seguido por los inversores. Con legislación neoyorquina, este título llegó a rendir el 7,50% anual el año pasado, cuando el mercado se mantenía alcista y la demanda sobre los títulos argentinos era muy fuerte.

Ahora la caída de precios generalizada elevó la tasa al 9,50% anual. Paga intereses en forma semestral y la totalidad del capital al final.

Claramente se trata de un premio casi imposible de conseguir en cualquier otro mercado emergente, salvo que se quiera arriesgar con Venezuela, señala Ámbito Financiero.

Los bonos de otros países latinoamericanos como Chile, Brasil o Uruguay rinden apenas la tercera parte. Otro bono de similar duración, pero emitido bajo legislación local, como el Bonar X, rinde un poco más, el 10,6% anual en dólares.

Aunque todavía no está claro cuál es la estrategia del Gobierno para enfrentar los vencimientos de deuda del año que viene, no hay demasiadas dudas en relación con la capacidad o la voluntad de pago del Gobierno. Por lo tanto, la relación entre el rendimiento que ofrecen los bonos y el riesgo luce exagerado.

Pero no hay que esperar una gran recuperación de los precios en el corto plazo, sobre todo si continúan las dudas en relación con los mercados de Europa y Estados Unidos. Aun así, el flujo de fondos luce atractivo para aquellos que quieran apostar a la renta.

Los títulos subsoberanos también lucen atractivos. El bono Tango, emitido por la Ciudad de Buenos Aires, rinde el 9,2% en dólares, con vencimiento en 2015. Y el de la provincia de Buenos Aires, con igual duración, tiene una tasa levemente superior al 12%, concluye Ámbito Financiero.

Cambio cheques, prestamos personales, averiguación antecedentes crediticios, Finansarg

Publicado en General,Información,Noticias | Sin Comentarios

Recordatorio Finansarg: Cambio de cheques, cheques no a la orden, descuento de cheques

Estimado cliente, recuerde que Finansarg es la financiera líder de Argentina en Cambio de cheques, cheques no a la orden, descuento de cheques, averiguación de antecedentes crediticios, prestamos personales y transferencias.

No dude en consultar por nuestros servicios, mas de 10 anios de trayectoria nos avalan.

Finansarg Grupo Financiero

Publicado en Antecedentes crediticios,Cambio de divisas,Cheques,Cobranzas,Créditos,General,Información,Transferencias | Sin Comentarios

Los depósitos en dólares tocan su máximo desde el fin de la Convertibilidad

Los depósitos en dólares de empresas e individuos continúan aumentando a todo ritmo. 

Tras un crecimiento de u$s554 millones en agosto, la cifra trepó por encima de u$s 14.000 millones, el máximo nivel desde la salida de la convertibilidad.

La tendencia demuestra cómo se acentúa la dolarización de portafolios de los inversores.

Tradicionalmente, los depósitos en dólares aumentan más en agosto que en el resto del año, debido al vencimiento de capital anual del Boden 2012.

Como el Gobierno deposita el dinero en efectivo en las cuentas de los inversores, parte de esos fondos quedan dentro del sistema financiero. Pero en agosto de 2010 la suba había sido mucho menor, de u$s350 millones.

Lo más notorio es que se trata de colocaciones que prácticamente no pagan tasa. Pero los ahorristas la prefieren a dejar el dinero en plazo fijo a una tasa de interés que es negativa en términos reales (el rendimiento es cercano al 11,5% anual contra una inflación de 20%).

Pese a esta evolución, Ambito consigna que los depósitos en dólares muestran una caída de 1,4% en lo que va de 2011.

¿Cómo se explica? Esto sucede porque en realidad están cayendo los depósitos en dólares del sector público, que ya están por debajo de los u$s2.000 millones.

La venta de divisas por parte de la ANSES para ayudar en la tarea al Central genera una disminución de los depósitos en dólares del sector público mes a mes.

Los plazos fijos en pesos del sector privado también aumentan. En agosto recuperaron cierta “velocidad crucero”, al mostrar un incremento de 3,7%. De esta forma, se revirtió una tendencia de virtual estancamiento en junio y julio.

Pero a este dato también hay que tomarlo con pinzas. Sucede que las colocaciones que aumentan son las del segmento mayorista que debe permanecer en pesos (como compañías de seguros o fondos comunes de inversión). Sin embargo, la evolución de los depósitos minoristas es prácticamente nula.

Otro dato central es que los créditos aumentan a un ritmo muy superior que los depósitos a plazo.

Las financiaciones al sector privado muestran un crecimiento de 49,3% interanual, mientras que los plazos fijos presentan un incremento de 33,8 por ciento.

Esta brecha en el ritmo de crecimiento de ambas variables está reduciendo el colchón de liquidez que tienen los bancos, aunque no se trata de una tendencia preocupante.

Publicado en Dolar,Información,Noticias | Sin Comentarios

Creación de empleo y salida de capitales, dos variables para monitorear

La evolución del consumo no estaría afectada tanto por los vaivenes de la crisis internacional, sino por la influencia de ciertos factores locales, según explican los economistas.

En general, las opiniones coinciden en que los problemas estructurales que hoy impactan en los Estados Unidos y Europa no van a afectar directamente la capacidad de compra de los consumidores locales, “ salvo que se profundice demasiado la caída de Brasil y de China , las economías más comprometidas con el crecimiento económico local”, señala el economista Oscar Liberman, de la Fundación Mercado.

“Sucede que para nuestra economía el sector externo se resume en dos palabras: soja y Brasil”, agrega Mario Sotuyo, economista de la consultora Economía & Regiones. Y la relación entre la Argentina y el mundo se vincula mucho más a través del canal de la “economía real” que del “canal financiero”.

En cuanto al consumo, que explica el 65% del crecimiento del PBI, hoy sigue siendo uno de los principales impulsores, “aunque es esperable que su dinámica sea menor en los próximos meses , en línea con la desaceleración de la actividad económica en general”, explica la economista de Abeceb, Soledad Pérez Duhade.

Es decir, existen algunos factores que podrían impactar negativamente sobre el consumo. “Uno de ellos es la desaceleración en la creación de empleo, que ya está en niveles mínimos históricos”, dice.

El otro es la elevada fuga de capitales: “aunque la incertidumbre electoral fue disipada con el resultado de las elecciones primarias, la salida de capitales no mermó y aquí se incluye la gente que compra dólares para ahorrar y contribuye a esa salida de dinero . De mantenerse en los niveles actuales, atentaría contra la dinámica del consumo privado”, según la analista.

Otro punto es, que durante el próximo año, es probable que haya cierta moderación del gasto publico. También es posible que parte del ajuste se concentre en una suba de las tarifas de los servicios públicos para reducir los subsidios. Eso sumaría un impacto negativo sobre la capacidad adquisitiva de los consumidores.

Publicado en General | Sin Comentarios

Factura electrónica: AFIP potencia la incorporación de responsables en el IVA

En lo que constituye un paso más en la generalización de la facturación electrónica, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) avanzará en la firma de nuevos convenios con distintas superintendencias y registros especiales a fin de potenciar la incorporación y fiscalización de responsables inscriptos en el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Así, con respecto a los pasos que debe seguir el fisco nacional a fin de incluir a los contribuyentes que tiene bajo la mira, desde el Estudio Lisicki, Litvin y Asociados, Marcos Goshi, explicó que “la AFIP debe notificar, con un plazo de 30 días hábiles administrativos, la nueva obligación de emitir facturas electrónicas”.

”Esto es de vital importancia, ya que la adaptación de los sistemas de facturación requiere un tiempo adecuado para la búsqueda de presupuestos, la implantación de los mismos y las pruebas pertinentes, siendo también de suma relevancia la capacitación al personal”, puntualizó Goshi.

Un dato no menor, señalado por Goshi, consiste en que la reglamentación vigente da la posibilidad de facturar mediante dos alternativas. “La primera de ellas, es aquella en la cual se debe informar el detalle de toda la factura, mientras que en el segundo caso se informa, en principio, los datos del comprador, locatario o prestatario, para luego declarar quincenalmente el detalle de las operaciones diarias”.

Compras online
A fin de completar la avanzada, la AFIP también se encuentra redactando una nueva resolución que ampliará la cantidad de sujetos obligados a ingresar al sistema de Cruzamiento Informático de Transacciones Importantes (CITI-Compras).

El mencionado régimen obliga, actualmente, a más de 20.000 responsables a declarar mensualmente el detalle de las compras realizadas. La idea del fisco es duplicar la cantidad de sujetos obligados en el mediano plazo.

“En un futuro próximo, tanto el CITI Compras como el CITI Ventas se presentarán en formato web. En la actualidad, los regímenes corren bajo el SIAP, sistema provisto por la AFIP“, adelantó Marcelo Domínguez, coordinador de la Comisión Tributaria de la Federación Argentina de Consejos Profesionales en Ciencias Económicas (Facpce). (Lea más: Factura electrónica: la AFIP amplía el régimen de información online de compras).

A fin de darle seguridad a la avanzada, la AFIP también puso en marcha un nuevo micrositio que permite a los receptores de comprobantes electrónicos verificar que cada una de las facturas se encuentre autorizada por el fisco nacional.

De esta forma, quien recurre de manera dolosa a la utilización de facturas truchas apunta a no tributar el Impuesto a las Ganancias e IVA o hacerlo en menor cuantía, ocultando la veracidad de las operaciones o simulando otras que no sucedieron nunca.

Detrás de ello, se esconden salidas no documentadas de fondos, que una empresa quiere justificar y no puede o busca deducir en el balance impositivo -a los fines de Ganancias- un monto mayor al que le corresponde. (Lea más: La AFIP lanza un servicio online para detectar las facturas electrónicas truchas).

Caso testigo

Las maniobras de evasión también son investigadas de cerca por la Justicia. El caso testigo lo constituye el de Roberto Gustavo Viazzo, quien se convirtió en la mayor

usina de facturas truchas. En efecto, en veinte años habría superado los $1.000 millones en comprobantes apócrifos, lo que le permitió evadir impuestos y ocultar delitos de co-hecho a muchas empresas y organismos oficiales.

Ante este panorama, la fiscal en lo penal económico María del Carmen Rogliano, emitió un dictamen para elevar a juicio oral la causa “Viazzo”.

El imputado, había montado junto con su mujer, Silvia Noemí Hernández, una amplia red que abarcó a testaferros, empleados, socios y proveedores de sociedades.

La asociación también contaba con el apoyo de varios intermediarios con acceso a círculos de alto nivel que les aportaban nuevos y reconocidos clientes.

Publicado en General,Información | Sin Comentarios

Tomando en cuenta al dólar el Gobierno apunta a moderar las subas de salarios

Una idea va cobrando forma tras el rotundo triunfo electoral de Cristina Kirchner: el escenario que viene no sólo traerá la consabida “profundización del modelo” que entusiasma a unos y preocupa a otros.

Además, habrá un gradual pero inexorable ajuste, que hará de contrapeso ante los desequilibrios que aquejan a la economía.

Y una parte central de ese “retoke” será la moderación de los ajustes en salarios, a partir de los cuales el Gobierno buscará que los aumentos ya no corran por encima de la inflación, algo que fuera tan característico a lo largo de estos últimos años.

En otras palabras, ante las claras señales de agotamiento que muestran los “anclajes cambiario y tarifario” el oficialismo apuntará a fijar una tercer ancla: la salarial.

Todo esto, en su intento por moderar la suba de precios y, en definitiva, por evitar que el país se siga encareciendo en dólares.

Una tema que preocupa sobremanera, dado que ha ido dejando al “Made in Argentina” al borde del precipicio. Y a los empresarios locales a merced del “alud” de artículos importados y de las barreras proteccionistas.

A modo de ejemplo, en el reciente PreColoquio de IDEA, Miguel de Biasi, empresario cordobés de la industria de la bebida, destacó que el actual costo laboral, sin contar un 30% adicional de aumento, ya más que duplica al de los años ’90.

“Si alguien piensa que una empresa pequeña o mediana del interior del país puede competir con estos costos es que está mirando otra película”, fue su expresiva conclusión.

También, en ese foro empresarial, el director de la consultora Abeceb, Dante Sica, diagnosticaba la situación actual de las empresas argentinas como “de mano de obra escasa y cara”.

Salarios versus inversiones: la opción
El tema de esta “ancla salarial” cobra mayor relevancia, además, porque éste es un momento en el que el Gobierno pretende dar un fuerte salto en el nivel de inversiones.

Según el viceministro de Economía, Roberto Feletti, para cumplir con el objetivo oficial de que la economía crezca un 5% el año próximo, el monto de desembolsos tiene que seguir creciendo hasta ubicarse por encima del 25% del PBI.

Y, precisamente en ese marco, los empresarios se esfuerzan por instalar la idea de que ese objetivo será muy difícil de alcanzar si primero no se avanza en moderar los aumentos salariales, que les permita a las compañías contar con un mayor margen de rentabilidad.

Sobre todo en un país donde buena parte de los nuevos proyectos son fondeados con las propias ganancias, y en donde sólo se recurre al sistema financiero de modo marginal.

“Hay que compatibilizar la inversión y la redistribución”, fue la expresión que usó el presidente de la UIA, José Ignacio De Mendiguren, a pocos días de que la Presidenta expresara: “Todo lo que nosotros fomentamos permanentemente es sostener e impulsar la demanda. Y necesitamos que los empresarios inviertan para apuntalarla y no tener las tensiones propias del crecimiento”.

Estas frases se dan en un contexto en el que los ejecutivos de negocios se muestran poco predispuestos a desembolsar grandes sumas de dinero. Al respecto, una encuesta de la UIA revela que el 64% de los empresarios manifiesta que no es buen momento para invertir.

Esto implica un pesimismo creciente, si se considera que, ante la misma pregunta, el nivel de respuestas negativas a fines del año pasado era de “sólo” un 56 por ciento.

Por otra parte, el “horizonte de previsibilidad” a la hora de encarar un proyecto, indicador que mide la consultora SEL, marca que el mismo es de poco más de dos años.

En buen romance, los ejecutivos de compañías buscan un recupero del monto invertido en un cortísimo lapso, algo muy difícil de lograr en emprendimientos de cierta magnitud que requieren de un período bastante mayor.

“Lo que se considera deseable para poder invertir capital y tenerlo inmovilizado es una visión que permita planificar a siete u ocho años. Por eso la inversión sigue siendo baja en la Argentina”, afirma a iProfesional.com Ernesto Kritz, director de la consultora SEL.

Un mensaje implícito en el salario mínimo
La alarma que expresan los empresarios empieza a encontrar respuestas en el Ejecutivo, en el sentido de éste último entiende sus limitaciones de competitividad y de capacidad de inversión.

El evento que posiblemente haya significado un punto de inflexión en este sentido es la reciente aprobación del nuevo salario mínimo.

Es que hubo varias situaciones inéditas en esta última negociación.

Primero, el Gobierno se mantuvo firme en defender un porcentaje de ajuste (25%) mucho más cercano al que pedían los empresarios (19%) que al que reclamaban los dirigentes sindicales (41%).

Y, segundo, hubo una fuerte señal política en la amenaza gubernamental de sacar el aumento por decreto, algo que nunca había ocurrido en ocho años de reuniones del comité tripartito.

Pero, lo más elocuente, es la palabra de los funcionarios del Gobierno respecto de cuál es el significado que ellos le atribuyen a este ajuste.

En este sentido, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, admitió que este acuerdo por el salario mínimo puede ser “un indicativo de lo que viene” con vistas a las paritarias de 2012.

Y, además, se congratuló en que el porcentaje acordado no hizo necesaria una instancia que el Gobierno quería evitar a toda costa: la reapertura de las negociaciones salariales, que ya estaban cerradas desde comienzos de año.

Así, tanto Tomada como la Presidenta fueron bien explícitos en vincular la continuidad del crecimiento económico a una política salarial que no incurra en excesos.

Sobre todo ante un escenario internacional que luce menos amigable.

En la foto con la que el Gobierno quiso dejar constancia de la importancia política que le asigna a este acuerdo, Cristina se manifestó orgullosa de la “responsabilidad” con la que sindicalistas y empresarios habían encarado la negociación.

Y, más explícito aun, Tomada recordó que en la anterior crisis financiera global, que golpeó al país en 2009, la gestión de la política salarial tuvo una consigna clara: “Defender el nivel de actividad y empleo, que son prioridad”.

Vale recordar que en aquella ocasión la Presidenta había logrado convencer a la dirigencia de la CGT de no insistir con pedidos de grandes aumentos, porque esto hacía correr el riesgo de elevar el desempleo.

Y hasta hubo casos, tal como se diera en la industria automotriz, en los que se aceptaron bajas nominales de salarios como forma de preservar los puestos de trabajo, en un momento de merma de la actividad.

A nivel sindical, si bien la postura oficial es que el salario mínimo y las paritarias no son negociaciones vinculadas entre sí, se admite que será difícil repetir los porcentajes de suba que se vieron este año.

Pedro Wasiejko, dirigente del sindicato del neumático, admite que “va a estar más complicado negociar en las paritarias, sin dudas, como consecuencia del marco internacional menos favorable para la economía argentina”.

Con el antecedente de 2009 en la mira
¿Será 2012 una repetición de 2009 en el plano salarial? A primera vista, la respuesta de los analistas es que la profundidad de la crisis mundial y el impacto sobre la economía argentina no serán iguales.

No obstante, lo que parece evidente es que sí hay una ostensible preocupación del Gobierno por evitar que los ajustes salariales exacerben el problema inflacionario.

“El Gobierno va a intentar que decrezcan los desequilibrios económicos. Es cierto que por ahora no dio señales en el gasto público ni en la oferta monetaria, pero esta decisión del salario mínimo parece dar indicios en este sentido”, sintetiza Kritz.

Y son varios los economistas que opinan de que será el propio kirchnerismo quien intentará una estabilización de la inflación, pasada la etapa electoral. Y que una parte fundamental de esa corrección vendrá por la vía de una moderación en las subas de las remuneraciones.

“Gane quien gane, va a haber un sinceramiento de la economía. En este caso, el oficialismo debería aprovechar este respaldo para hacer correcciones, y así disfrutar de una segunda ´luna de miel´ durante un tiempo”, había señalado el ex ministro Roque Fernández, pocas semanas antes de las primarias.

En la misma línea, Ricardo Delgado, economista jefe de Analytica, cree que Cristina repetirá su experiencia de 2009, cuando su manejo salarial le permitió sortear, con relativamente poco daño, la crisis financiera global.

Es más: Delgado está entre quienes creen que uno de los motivos del reciente éxito electoral residió en cómo fue gestionada aquella situación adversa: “Ante la inminencia de una probable nueva contracción global, es posible que esté jugando en las decisiones electorales de hoy la experiencia en el manejo de la crisis pasada. La Argentina perdió poco empleo en 2009, cuando en el mundo desarrollado el desempleo explotó”, recuerda. 

Y, tal vez, lo más curioso sea que tanto en el Gobierno como entre los analistas independientes existe la convicción de que una moderación salarial no necesariamente debe implicar un enfriamiento del ritmo económico.

De hecho, desde una visión que mezcla la economía con la sociología, el consultor Guillermo Oliveto afirma que la variable clave para el consumo no es tanto el salario sino la estabilidad laboral.

”No estoy considerando una espiralización de la inflación porque en general eso no está hoy en el mapa de análisis de la gran mayoría. Parece amesetada en el nivel actual y, gane quien gane, están previendo bajarla algunos puntos y moderar un poco la demanda de incrementos salariales”, afirma Oliveto.

Lo cierto es que, ya a finales del año pasado, la Presidenta había convocado a un “Pacto social” entre trabajadores y empresarios, que no se concretó.

Aunque nunca llegó a explicitar cuál sería la cifra “mágica” que expresara un punto de encuentro, el 24% firmado con Moyano para el gremio de camioneros fue un claro indicio.

Sin embargo, el promedio de 2010 terminó siendo de un 28%, con gremios que ajustaron por encima de 30% para reducir el desfasaje de niveles salariales que se había generado respecto de los sectores mejor pagos.

Ahora, la señal parece ir en el sentido de que los próximos ajustes remunerativos no deberán superar a la inflación pasada, ahora cercana al 22% y lejos del 30% (o más) que se pronosticaba en el arranque del año.

Publicado en General,Información,Noticias | Sin Comentarios