Prestamos con cheques

Financiarse con tarjeta cuesta ahora hasta 8 puntos porcentuales más

Pese a los esfuerzos del Gobierno por mantenerlo a raya, el costo del dinero en el mercado se ha encarecido. Y en el mundo de las tarjetas el efecto ya puede sentirse.

cc

El revolving (la financiación del saldo de las tarjetas de crédito), que se mantuvo durante todo el año en un promedio del 28%, ahora subió al 36%, lo que representa un alza de 800 puntos básicos en apenas un par de meses.

Las entidades de buena base de banca retail cobran en la actualidad entre 36% y 38%, contra 28% o 29% que cobraban antes. Pero las entidades más chicas tienen tasas por encima de 40%”, revela Gustavo Jorge Giráldez, director de Zonabancos a El Cronista.

De todos modos, hay que tener en cuenta que los argentinos prefieren los pagos en cuotas y apenas un 15% elige el revolving como mecanismo de financiación en los bancos grandes.

En las entidades más chicas este porcentaje sube más para sus tarjetas, pero mientras sigan las compras con cuotas los porcentajes se van a mantener bajos”, precisa al matutino Daniel Ripari, gerente de Análisis Competitivo de Claves.

De hecho, este instrumento presenta una gran alternancia de público, ya que la mayoría sólo lo utiliza por uno o dos meses, cuando sus finanzas le impiden pagar el total, y lo cancelan apenas están en condiciones de hacerlo.

Según El Cronista, el encarecimiento de la financiación con plásticos se produce en un momento en que el consumo con tarjeta empieza a dar señales incipientes de desaceleración, si bien aún crece a tasas que superan la inflación.

De acuerdo a datos de abeceb.com, el gasto total medido en dólares registró un incremento interanual de 41,6% en el segundo trimestre de este año contra un 46,49% del trimestre anterior, reflejando así cierta desaceleración por primera vez desde fines de 2009.

Por otra parte, en el mercado esperan que el costo de renovación anual de la tarjeta, que hoy está entre $ 300 y $ 500, se incremente un 25% el año próximo, en línea con la inflación y con la evolución registrada este año, si bien la suba se haría desdoblada: primero un 10% y luego un 15 por ciento.

En tanto, el costo de resumen mensual, que oscila actualmente entre $15 y $25, tendría un aumento levemente menor en el 2012, que no superaría el 20%, consigna el matutino.

No obstante, muchos bancos bonifican hoy a sus clientes el costo de renovación, de acuerdo a su nivel de consumo.

A partir de un gasto de $1.500 mensuales, pueden llegar a pagar la mitad. Incluso, en algunas entidades han comenzado a bonificar por completo el envío mensual de resumen si el cliente pide que se lo envíen por correo electrónico.

Otro requisito es que el pago de la tarjeta se realice a través de débito automático.

En el mercado financiero reconocen que hoy la tarjeta de crédito funciona como una rueda de auxilio para la economía familiar, ya que es utilizada por el público como un complemento del ingreso: “De hecho, el 74% de los usuarios tiene como mínimo dos tarjetas, y el que más la usa es el hombre”, detalla Giráldez.

Comentarios

comentarios

Publicado en Créditos,General | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.