Prestamos con cheques

Los países limítrofes aceptan moneda local en alquileres y compras

La vigencia de los controles a la demanda de dólares genera consecuencias que, hasta hace muy pocos meses, eran vistas como impensadas para el actual escenario de consumo.

A la ya comentaba pesificación que se está viendo en actividades como el real estate, la adquisición de vehículos importados, o la comercialización de paquetes turísticos, ahora se está comenzando a sumar un fenómeno atípico: la “exportación” de esta tendencia.

¿Cómo es esto? La imposibilidad de acceder sin restricciones al dólar no sólo complica el accionar económico de muchos argentinos dentro del país sino que, además, se hace sentir en los destinos elegidos para invertir o descansar fuera de la Argentina.

De ahí que, conocida la decisión oficial de imponer un cerco a la compra de billetes verdes, surgieron a la par una serie de reacciones que se han ido extendiendo a aquellos destinos que más concentran el interés económico del empresario o turista local.

En principio, el clima reinante fue de incertidumbre. Y los ecos de tal situación llegaron a los agentes comerciales de Uruguay, Chile e, incluso, Brasil.

Las preguntas que surgieron de estos países, también, fueron prácticamente las mismas: los argentinos, ¿dejarán de venir? ¿Qué sucederá con las inversiones en marcha y las pautadas para los próximos meses?

Lo cierto es que, rápidos de reflejos, en cada uno de estos puntos se comenzaron a tomar medidas tendientes a mantener aceitado el ritmo de evolución de los negocios.

Y es ahí donde el fenómeno de la pesificación, del que viene dando cuentaiProfesional.com, comenzó a trascender las fronteras.

En particular, esto se observa en Uruguay, Chile y, en menor medida, Brasil, que han puesto en marcha una serie de mecanismos y alternativas para que los argentinosconcreten buena parte de sus operaciones comerciales en pesos.

El caso de la nación oriental aparece, sin dudas, como el más relevante, habida cuenta delrol protagónico que tiene como destino turístico y canalizador de inversiones locales.

En esa dirección, Uruguay dio la primera muestra de “pesificación” ampliando las posibilidades de pago con moneda argentina, que ya no sólo contempla a los peajes o estaciones de servicio, sino que también se extiende a restaurantes e, incluso, reservas hoteleras.

Pero ahora acaba de reforzar la apuesta con otra medida de relevancia: prácticamente todos los alquileres, incluso en destinos turísticos “top” como Punta del Este, se puedenabonar en pesos.

Y no sólo eso, los desarrolladores inmobiliarios empezaron a adaptar sus estrategias comerciales para que los nuevos emprendimientos puedan ser cancelados parte en moneda argentina y parte en dólares.

“Es algo que puede verse como inexorable, en la medida en que se siga manteniendo el actual panorama cambiario en este país. Los argentinos son los que más compran o alquilan en lugares como Punta del Este. Y es lógico que se vea una flexibilización en la forma en que se pagan los emprendimientos. Esto se hará común con el correr de los meses”, aseguró a iProfesional.com José Rozados, CEO de Reporte Inmobiliario.

Manuel Estruga, director de la división Emprendimientos de LJ Ramos, coincidió con Rozados: “Se están presentando otras alternativas, como la de combinar pesos y dólares en Punta del Este y en Montevideo”.

Ajustarse al peso argentino


La decisión de adaptarse a las medidas que se toman de este lado del Río de la Plata, indicaron desde Uruguay, se tomó prácticamente en simultáneo con la del Gobierno de controlar la disponibilidad de dólares.

“Se vio que lo mejor era tomar al peso argentino como opción de pago. El anuncio complicó la operatividad en la plaza, entonces, lo que se acordó fue aceptarlo en las locaciones”, precisó a iProfesional.com Sabás Pereira, reciente titular de la Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este.

“Estamos cambiando pesos argentinos, prácticamente, sin inconvenientes. Los alquileres tuvieron un parate sólo en la semana del anuncio. Luego, se fue retomando el ritmo habitual. Lo que se hizo, además de aceptarlos en las operaciones, fue mantener las tarifas para que tampoco, por esa cuestión, decaiga el flujo de reservas”, agregó.

Desde la Cámara Inmobiliaria de Maldonado su presidente, Francisco Bistiancic, aportó más detalles. “A todos los argentinos se les está tomando el dinero con el que vienen. Hotel, restoranes, supermercados, locaciones, todo lo pueden pagar con su moneda”, indicó aiProfesional.com.

Como contracara, Bistiancic reconoció que el valor al que se está tomando el peso argentino “produce mucho descontento entre los turistas”.

“Se lo vende a una cotización de $5,10. En los alquileres es donde, precisamente, hay más quejas. Igualmente, la demanda crece, como es común en esta etapa del año”, afirmó.

“Lo que se hizo, una vez conocida la medida argentina, fue realizar gestiones en la Cámarapara que las inmobiliarias reciban esos pesos. La idea es que esto se mantenga hasta después del verano. Luego veremos cómo se sigue”, anticipó.

Además de este movimiento, tanto Bistiancic como Pereira destacaron otra decisión que se tomó en el área de Punta del Este para asegurar la tradicional llegada de argentinos: mantener los valores locativos del verano pasado.

“Los propietarios que aún no habían alquilado optaron por ofrecer sus unidades al mismo precio del año pasado, para así asegurarse que las trabas en el mercado cambiario argentino no les afecten”, dijo Pereira.

El empresario aseguró que, tanto para el final de año como para la primera quincena de enero de 2012, el nivel de reservas en Punta del Este ya se ubica en el orden del 80 por ciento.

Para la segunda quincena, en tanto, el porcentaje de reservas ya está en el escalón del 50 por ciento.

Al respecto, Bistiancic argumentó que “los valores de 2010 se mantuvieron para sostener la demanda”.

En cuanto a los precios que circulan por la península uruguaya, Pereira precisó aiProfesional.com que alquilar un departamento de dos dormitorios, “más o menos digno” en Punta del Este, cuesta como mínimo u$s2.500 la quincena.

En tanto que un apart hotel, de la misma cantidad de habitaciones, puede alcanzar una cotización de entre 15.000 y 20.000 dólares la quincena.

“Más allá de estos parámetros, lo cierto es que existen alternativas para todo público, tanto para el nivel alto como para el medio o económico. Todo depende del servicio que se contrate y de si la vivienda incluye amenities”, aseveró.

Y añadió: “Un departamento de tres dormitorios, con vista a la playa La Mansa, cotiza a razón de u$s1.500 el día”.

Aceptación chilena


En tanto, del otro lado de la Cordillera de los Andes, el empresariado chileno también optó porreducir el impacto del control del dólar que rige en la Argentina.

Igualmente, el punto de partida ya es por demás alentador: en el vecino país, las trabas a la compra no existen y el dólar cuesta unos centavos menos que en la Argentina.

Además, en muchos lugares se acepta la moneda local, al igual que en Uruguay.

Desde Afex, una importante casa trasandina de compra y venta de divisas, explicaron que los argentinos pueden comprar hasta u$s3.000 “presentando su cédula de identidad o pasaporte”.

“Para transacciones de cambio de divisas, el cliente deberá registrar todos sus antecedentes en un formulario. Este trámite sólo se hará la primera vez que la persona opere con nosotros”, indicaron.

En tanto, aquellos que quieran adquirir entre u$s5.000 y u$s10.000 deberán acreditar de dónde proviene el dinero y llenar el formulario de Control de Operaciones.

Desde Afex manifestaron que el dólar está a 507 pesos chilenos, lo que equivale a unos 4,21 argentinos.

En paralelo, desde el Banco Central de Chile informaron recientemente que los argentinospueden extraer dinero desde cualquier cajero automático con su tarjeta de débito.

Así, y de acuerdo con fuentes periodísticas mendocinas, si uno utiliza la conexión de redes complementarias en ese país, no debería surgir inconveniente alguno en la obtención de pesos chilenos.

Pero el dato a tener en cuenta, al igual que en lo que hace a la plaza uruguaya, radica en la decisión de los comerciantes trasandinos de aceptar la moneda argentina como medio de pago.

En esa dirección, y según pudo constatar iProfesional.com, empresarios de puntos turísticos de relevancia como Reñaca, Viña del Mar o La Serena anticiparon que no tendrán inconvenientes en tomar la divisa local a lo largo de esta temporada.

“Todos los años vienen cientos de argentinos a comprar y, ante la restricción a la compra de dólares que los afecta, hemos decidido aceptar pagos en pesos”, adelantó María Inés Jara, dueña de un local en Viña del Mar.

“Eso sí, lo haremos a un valor mayor al que se cotiza”, aclaró.

Más allá de este caso en particular, cabe destacar que varios hosteles y hoteles de Valparaíso también manifestaron sus claras intenciones de aceptar la moneda argentina, en particular, a quienes son clientes habituales.

Flexibilidad en Brasil


Por último, resta decir que quienes elijan como destino Brasil para relajarse en la época estival, podrán comprar la moneda de ese país sin inconvenientes.

El país vecino anunció que, en sus cajeros automáticos, los argentinos que tengan cuentas en pesos podrán extraer reales.

También quienes posean tarjetas de débito que funcionen bajo la red Banelco-Plus.

La medida fue adoptada por la nación que preside Dilma Rousseff ante la posibilidad de que se vea afectado el turismo desde la Argentina.

Comentarios

comentarios

Publicado en Dolar,General | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.