Prestamos con cheques

Los fondos comunes en la mira para los inversores

Para aquel pequeño o mediano inversor que busca maximizar su capital en el mercado local, las alternativas que se les ofrecen son muy variadas. Incluyen bonos, acciones, monedas, fideicomisos, cheques diferidos, plazos fijos y la lista continúa.

Claro está, que todas y cada una de estas opciones tienen asociadas determinadas particularidades, tales como su grado de liquidez, rentabilidad y, fundamentalmente, el riesgo que conllevan.

Para aquellos inversores que prefieren delegar en expertos la administración de parte o la totalidad de su capital, los fondos comunes de inversión (FCI) se constituyen en uninstrumento idóneo para canalizar sus expectativas.

 

La evolución reciente
Existen dos formas tradicionales de medir la evolución de los fondos comunes de inversión.

Una de ellas consiste en analizar su performance a través de lo ocurrido con su patrimonio neto a lo largo de un determinado período. Es decir, cuantificar la forma en que se incrementaron dichos fondos.

En este punto, durante el último año los grandes ganadores fueron los fondos compuestos por papeles de pequeñas y medianas empresas, que avanzaron casi un 180%, seguidos por la renta mixta (132%) y los de infraestructura, que treparon un 100 por ciento.

En el caso de los primeros, su significativo avance se debió a que, a lo largo del año, cobraron un mayor protagonismo al estar fondeados -principalmente- con dinero de la ANSES.

El principal exponente es el Fondo Pellegrini, del Banco Nación, con un “poder de fuego” de $220 millones.

El mismo trabaja en coordinación con el organismo que administra las jubilaciones y pensiones y el Ministerio de Industria. Tiene el 60% de su patrimonio invertido en cheques diferidos.

La otra forma de analizar su evolución es por medio de la variación del valor de la cuotaparte.

Bajo esta mirada, la gran perdedora del año pasado fue la renta variable (acciones) que retrocedió, al igual que el Merval, casi un 30%, por el fuerte derrumbe de los papeles que lo integran.

Sin embargo, una vez iniciado el 2012, salieron decididos a buscar revancha. Y mal no les ha ido hasta ahora: en apenas pocos días, registran avances en sus cotizaciones superiores al 10%, con máximos que rondan el 15 por ciento.

 

Los fondos de renta variable
Este tipo de instrumentos, basados en tenencias de acciones de empresas, suele ser el preferido de aquellos inversores de perfil “agresivo”. Es decir, quienes están dispuestos a asumir los riesgos propios de la renta variable.

Si bien el abanico de posibilidades a nivel local no es muy amplio, pues los papeles que componen el panel líder de la Bolsa porteña (Merval) se limita a 18 compañías, este número puede resultar demasiado abarcativo para algunos.

Por los pronto, han tenido un arranque del año brillante.  En apenas pocas ruedas, los que más avanzaron llevan acumuladas ganancias de hasta el 15%.

En tal sentido, se destaca el de Consultatio Acciones Argentina (15%), el de FBA Calificado Clase B (14,7%) y el denominado Fima PB Acciones, cuyo repunte ha sido de unas décimas menos.

El primero es administrado por la sociedad del mismo nombre, mientras que el segundo depende del BBVA Francés y el tercero del Banco Galicia.

 

El “secreto” de los fondos ganadores
Una de las preguntas más frecuentes que se realizan los particulares -a la hora de decidir en cuál de todos volcar su dinero- es cómo se componen las respectivas carteras.

iProfesional.com analizó las correspondientes a los cuatro primeros, según rentabilidad obtenida en 2012. De dicho análisis se desprende que existe un conjunto de papeles que está presente en todos ellos:

• Telecom
• Grupo Financiero Galicia
• Pampa Energía
• Banco Macro
• Siderar
• YPF
• Edenor

Lo más llamativo es que los dos primeros concentran entre el 25% y el 32% de cada una de las carteras.

Ahora bien, si se incluye a Pampa Energía, Macro y Siderar, ese porcentaje se extiende desde el 48% al 67 por ciento.

Es decir que, en todos los casos, se conformaron portfolios fuertemente concentrados en las acciones más representativas del panel líder.

 

¿Qué es un fondo común de inversión?
Un FCI es un instrumento financiero que permite reunir una masa crítica de dineroproveniente de ahorristas o empresas, para que la misma sea destinada a la compra de una canasta de activos (dólar, plazo fijo, metales preciosos, acciones o bonos, entre otros), en proporciones que varían según el riesgo en el que se desea incurrir.

Así, hay fondos más conservadores y que -por ende- ofrecen una mayor seguridad a cambio de una renta menor. Pero el menú del que dispone el mercado es amplio. Y es por eso que también existen alternativas más volátiles pero que pueden llegar a dar un mayor rendimiento, si el escenario finalmente resulta favorable.

“Los FCI son los vehículos de inversión más idóneos para canalizar el ahorro de los argentinos. Poseen características únicas en términos de transparencia, marco regulatorio, acceso a los mercados de capitales y profesionalización en el manejo”, explicaba oportunamente Juan Cruz Elizagaray, country manager de Compass Group Argentina.

 

Los más grandes
Los fondos comunes de inversión suelen adoptar “nombres de fantasía”, lo que hace que los ahorristas no distingan en muchos casos qué bancos los administran.

En el quién es quién:

Banco Nación administra el llamado “Pellegrini”.

Galicia, el “Fima”.

Macro, el “Pionero”.

Itaú, el “Goal”.

BBVA Francés,  el “FBA”.

HSBC, el “HF”.

Santander, el “Súper Ahorro” y “Súper Gestión”.

Pero más allá de estos existe un número muy importante -alrededor de 150- con diferentes grados de participación en el mercado.

 

Lo que pasó y lo que vendrá
En el caso particular de la renta variable, desde RJ Delta Fund Management, su gerente de inversiones, Christian Cavanagh, sostiene: “Nuestra estrategia de inversión se basa en el análisis permanente de los cambios que ocurren en la macro y la microeconomía”.

Y agrega: “En cuanto a los papeles por sectores hemos venido manteniendo la estrategia caracterizada por el fuerte avance en el rubro bancario”.

Cavanagh destaca que, además, la firma también “apostó al sector de telecomunicaciones y energético”.

En cuanto a la situación actual, considera que “el mercado de acciones se viene recuperando, luego de estar muy rezagado con respecto al de bonos”.

“En estos días, la estrella es Grupo Galicia. Pero hay que recordar también que se trata de una acción que fue muy castigada en 2011. El resto del sector acompañó la recuperación del papel de ese holding”, remarca.

Por su parte, Ezequiel Albertini, portfolio manager de Renta Variable del Supervielle, considera que “en 2011 este tipo de fondos se vio claramente afectado, porque los bancos que integran sus carteras fueron muy castigados”.

No obstante, señala que -de cara a este nuevo año- muchos papeles se presentan como una oportunidad, al haber quedado baratos. “Esperábamos este repunte inicial”, concluye.

Comentarios

comentarios

Publicado en Cambio de divisas,Cheques,General,Información,Plazo fijo | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.