Prestamos con cheques

Se desploman las tasas de interés tras las restricciones para la compra de dólares

La abundante liquidez del sistema financiero alimentada por el cepo a la compra de dólares y la repatriación de fondos de grandes inversores está provocando un desplome de las tasas de interés.

La Badlar para depósitos de ahorristas con más de $1 millón quebró recientemente el 13% situándose según el último dato oficial en 12,75%, el menor nivel en por lo menos seis meses.

El escenario se ha revertido en muy poco tiempo desde los niveles superiores al 20% que durante la corrida contra el peso del año pasado buscaban retener a los ahorristas ávidos de dólares, según informa El Cronista en su edición de hoy.

Ahora, en cambio, con la demanda de dólares artificialmente estrangulada y una devaluación esperada menor (por lo menos con el tipo de cambio oficial), es que el costo del dinero viene en franco descenso. Está, de hecho, en terreno muy negativo en términos reales nuevamente.

En los bancos hoy el ahorrista común “el depositante pequeño a 30 días”, hoy está recibiendo no más 10,5% por su colocación a plazo. “Si la Badlar baja aún más, algo que podría suceder dada la abundante liquidez en el sistema, se transferiría a las tasas minoristas”, decían en una entidad.

La tasa se mueve según algunas variables, pero siempre en el marco de las expectativas del mercado. Según Quantum Finanzas, la consultora de Daniel Marx, “las expectativas de depreciación serán una variable importante a monitorear para determinar el nivel de equilibrio de la tasa de interés. Históricamente, la Badlar cotizó con una prima positiva entre 200 y 250 puntos básicos por sobre la depreciación efectiva. En los últimos dos años, la depreciación efectiva se ubicó sistemáticamente por debajo de las esperada”.

La restricción a la compra de divisas especialmente para el sector corporativo, donde el cepo es más intenso, está resultando en un aumento de la liquidez local del sistema financiero que hoy exacerba el efecto estacional de la caída de la tasa de interés (Badlar) y no en un aumento de la brecha entre el tipo de cambio implícito en activos financieros y el contado, explican.

“Por el lado de la tasa, creemos que en gran medida este proceso ya agotó su recorrido bajista y el nivel actual debería corresponderse con los mínimos para el año”, aseguraron desde la consultora.

Para Ramiro Castiñeira, economista jefe de Econométrica, “en la macro local, subir las tasas no impacta tanto”. Según el especialista, “hay que bajar la inflacion y no subir la tasa de interés. Cuando estaba en 20% la Badlar tampoco ayudó para ese fin”.

Castiñeira cree que las tasas no deberían bajar mucho más ya que eso provocaría que los bancos busquen canalizar sus excedentes de liquidez en otros instrumentos.

De hecho, en las últimas licitaciones de Letras (Lebac) y Notas (Nobac) del Banco Central, la autoridad monetaria estableció un piso a las tasas de interés otorgando un monto fijo a un costo predeterminado.

Así, el Central se asegura que la tasa no caiga demasiado y presione al tipo de cambio, algo que igualmente con las limitaciones existentes resultaría igualmente muy acotado.

“La tasa es un tema conceptual. Para el oficialismo tasas bajas es igual a más actividad económica. Eso trae inflación pero igualmente ellos no la convalidan. Y tampoco se ve que las tasas bajas presionen al tipo de cambio, siquiera en el mercado informal que es muy acotado y también está controlado”, consideraban desde la mesa de un banco de primera línea, concluye el matutino.

Comentarios

comentarios

Publicado en Dolar,General,Información | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.