Plazos fijos y bonos, opciones para cubrirse ante una suba del tipo de cambio

A la hora de comprar dólares, muchas son las personas que se encuentran con un desencanto de la mano de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que les impide llevar adelante la operación.

Pero, si usted es una de esas personas, no debe desalentarse pensando que no podrá cubrirse de la variación eventual del tipo de cambio o incluso hacerse de dólares billete, sin tener que violar la ley recurriendo al mercado informal.

Sucede que algunos bancos notaron la situación y comenzaron a lanzar sus propuestas. Por ejemplo, muchos se lanzaron con plazos fijos que son en pesos, pero que se actualizan en función de la variación del tipo de cambio. Se conocen técnicamente como DIVA dólar (Depósito a Interés Variable Argentino).

El Supervielle es uno de ellos. Con $1.000 se puede suscribir su plazo fijo DIVA Dólar, que tiene como plazo mínimo 180 días.

En este caso, el banco ofrece una tasa de 5% anual en pesos, además de la ganancia que surja de la variación del tipo de cambio. El banco reconoce al inversor una apreciación del dólar de hasta 10% (esto es, un tipo de cambio que llegue a $4,80), según describe una nota del diario La Nación.

También, para los que se animen a un plazo más largo, esa institución ofrece un DIVA Dólar con vencimiento en enero de 2012. En este último caso, paga una tasa de 5% anual en pesos, y cubre de variación del dólar hasta $5,60.

“El tope de variación es eficiente, por cómo entendemos que se está moviendo el dólar, nada parece indicar que vaya a ir más allá de eso”, le explicó al matutino porteño Hernán Barletta, gerente de Inversiones, Renta Alta y Alianzas del Supervielle.

El Banco Ciudad tiene desde hace algún tiempo un producto similar. Su DIVA también tiene un plazo mínimo de seis meses y se necesitan para suscribirlo por lo menos 5.000 pesos.

“Ofrecemos una tasa de interés de 1,5% anual, más lo que sea la devaluación del peso hasta la fecha de vencimiento, con un tope del 10% -explicó al mencionado diario Francisco Gismondi, asesor de presidencia del Ciudad-. Es lo mismo que decir que el inversor se lleva una tasa de 1,5% en dólares”.

Claro que los plazos fijos bancarios toman siempre el dólar formal (no el del mercado negro, que es más alto) y ofrecen una cobertura, pero no dan efectivamente dólares billete. Con lo cual, cuando el inversor rescata los pesos, puede que nuevamente se encuentre con el dilema de no poder comprar las divisas.

Por eso, otro de los instrumentos que más se usa en estos días para poder hacerse de dólares billete es el Boden 2012, el bono soberano que vence en agosto. Si bien está denominado en moneda extranjera, el título se puede comprar con pesos, y al vencimiento, pagará dólares billete (en blanco).

El bono, que prácticamente no tiene mucho riesgo, ofrece una TIR del 4% y en su cotización tiene implícito un dólar de $4,77, esto es, similar al del mercado informal o blue, que estaba el viernes entre 4,70/4,74. Esto significa que, al vencimiento, el bono también pagará en función de la cotización del dólar informal.

Miguel Bechech, director ejecutivo de Balanz Capital Asset Management, opinó que, aunque tienen más volatilidad, también los cupones atados al PBI en dólares son una alternativa muy interesante.

Lo mismo las obligaciones negociables (o bonos emitidos por empresas), ya que la mayoría de las cuales son en dólares. Como todo bono, las ON se suscriben en pesos y pagan intereses y capital en dólares, explicó la nota de La Nación. Aunque, adviertió Bechech, tienen menos liquidez, son a más largo plazo y suelen tener más volatilidad.

Publicado en Dolar,General,Información,Noticias,Plazo fijo | Sin Comentarios

Para la Presidenta no es necesario modificar la ley de entidades financieras

Ley de entidades financieras. El rol del Banco Central y la función de los bancos también ocupó un lugar destacado en el discurso de la Presidenta frente a la Asamblea Legislativa.

En este escenario, Cristina Kirchner anunció que envió un proyecto de ley en el que semodifican las leyes de la Carta Orgánica del Banco Central (BCRA) y la de Convertibilidad, por las que se le pone punto final a la última de dichas normas.

El motivo es que, según la visión oficial, la defensa de la moneda no puede ser su única función.

Sobre el particular, la Presidenta mencionó que en 1992 se suprimieron todas las funciones que tenía para la orientación del crédito.

“Se lo inmovilizó. Todo ese poder fue a parar a las entidades financieras. Por eso pasó lo que pasó en Argentina y en el mundo entero”, afirmó.

“La prevalecencia de lo financiero sobre lo productivo es consecuencia del Consenso de Washington y hoy las consecuencias están a la vista”, afirmó, para luego considerar que “Europa está más atada a la crisis que por ejemplo que EE.UU., precisamante por la inflexibilidad de las normas del BCE.”

Según afirmó Cristina Kirchner, esta decisión es coincidente con el total cumplimiento de los pagos del Boden 2012, aquel bono emitido para compensar a los ahorristas perjudicados por el corralito.

“El eje del proyecto es el fin constitucional de la Convertibilidad, que permita preservar el valor de la producción, la interacción entre los sectores, etc”, expresó

“En tal sentido, el Banco Central debe estar en función de la economía real. Pero se debe tener claro que se mantiene su independencia de cualquier instrucción del gobierno central. pero no se le impide que incursione en la economia real”, fue otra de sus definiciones sobre el particular. .

Un punto que era esperado con sumo interés era el referido al tratamiento de una nueva ley de entidades financieras. Al respecto, fue contundente al expresar: “No creo que sea necesario modificar la ley de entidades financieras. Es mejor modificar la Carta Orgánica del Central.

La necesidad de avanzar al respecto se debe a que, según las palabras presidenciales “se tienen que alcanzar otras actividades que fluctúan en zonas grises, como las cooperativas, que esquilmaban a sus clientes con las tasas que cobraban en prestamos para consumo”.

Finalmente, consideró necesario garantizar un adecuado nivel de competencia para el sector, pues “no se sabe que cobran los bancos, como lo cobran o cuando”.

En otro orden, afirmó que en la actualidad el sistema financiero está solvente. Pero para mejorar aún más sus ratios, es que oportunamente se decidió mejorarlos, con la capitalización del 75% de las utilidades de los bancos.

Publicado en General,Información,Noticias | Sin Comentarios