No pagarán ganancias quienes ganen menos de $25.000

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó este miércoles un decreto para exceptuar del pago del impuesto a las Ganancias a la segunda cuota del aguinaldo, en el caso de los salarios de hasta $25.000 brutos. Aunque, al mismo tiempo, precisó que este año no se actualizará el mínimo no imponible, piso a partir del cual los trabajadores empiezan a tributar el impuesto y que en los últimos años alcanzó a una mayor cantidad de asalariados, ante el avance de la inflación y los incrementos salariales.

pago de ganancias

La medida fue anunciada en Casa de Gobierno, donde Cristina señaló que el decreto lleva el número 2191 y que está destinado a “seguir incentivando el consumo interno”.

Según la mandataria, la idea de mantener el mercado interno fuerte es aún más relevante durante el final del año ya que “es la época donde más se gasta”.

“Esto tiene dos objetivos, contribuir con políticas contracíclicas al consumo y que en lasfiestas los trabajadores argentinos tengan la posibilidad de destinar unos pesos para esta fecha tan especial”, sostuvo.

Cristina resaltó que el impacto fiscal de la medida será de $2.162 millones que el Estado dejará de percibir.

De acuerdo con lo indicado por la primera mandataria, el beneficio alcanzará al 98,12% de los trabajadores en relación de dependencia registrados en el país, un total de 8.987.785 personas.

La Presidenta explicó que en la Argentina existen más de 9 millones 159 mil trabajadores en relación de dependencia, de los cuales más de 7 millones pertenecen al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Señaló que de esos 9 millones de trabajadores registrados, y de los que nos han informado las provincias, “están exentos del impuesto a las ganancias el 75,20% de los trabajadores”, alcanzando la suma de 6 millones 887 mil personas. E indicó que se encuentran exceptuados del tributo todos los trabajadores de Tierra del Fuego y los jueces, tanto nacionales como provinciales

La jefa de Estado hizo el anuncio en Casa de Gobierno, en un acto transmitido por la cadena nacional de radio y televisión.

Publicado en General,Información,Noticias | Sin Comentarios

Bonos en dólares más baratos

Como consecuencia del fallo de la corte de Nueva York, se viene dando, para los bonos argentinos, un caso casi inédito en las finanzas mundiales. Los bonos emitidos bajo ley de Nueva York están más baratos (son menos requeridos) que los bonos con legislación nacional. La característica de los bonos hace que, cuanto más baratos, mayor es el rendimiento que ofrecen para el inversor que los adquiere, siempre que el emisor abone puntualmente los vencimientos de esos títulos.

bonos en dólares

¿Por qué algunos bonos son más baratos que otros, entonces? Porque los inversores desconfían de la capacidad o la seriedad del emisor como pagador. En algunos casos mucho, como es el caso de Argentina y Venezuela, y en otros casos menos o mucho menos, como es el caso de Brasil, Rusia, etcétera. El riesgo país es el indicador ideal para definir cuánto más o cuánto menos es creíble un país como pagador. Los 1.150 puntos base de Argentina nos define como poco confiables, mientras que los 150 puntos de Brasil hablan por sí solos de cuán confiables son.

En el caso de nuestros bonos con legislación internacional, se agrega un nuevo temor: que cuando el Gobierno deposite los dólares en las cajas de valores internacionales, los mismos puedan ser desviados, por orden judicial, para incluir a los llamados “fondos buitre”, que tienen bonos que fueron canjeados.

La naturaleza de esta decisión no deja de ser curiosa: los tribunales estadounidenses provocarían un default en los títulos que el deudor quiere pagar. No parece que esa sea la intención, pero la incertidumbre está instalada.

La cuestión es que los títulos públicos con ley local en el corto plazo ofrecen mayor seguridad que los emitidos bajo ley extranjera. Para muchos expertos locales, si bien los rendimientos de estos últimos son atractivos, todavía se podrían enfrentar presiones vendedoras de la mano de nuevas noticias.

Pareciera, pues, innecesario aventurarse en estos bonos cuando el Boden 2015 (RO15), el Bonar X (AA17) y el Discount en dólares (DICA), bajo legislación local, ofrecen rendimientos del 15% anual los dos primeros y del 13,5% el DICA. Rendimientos de por sí más tentadores y más lejos de las decisiones del juez Thomas Griesa y los hold-outs.

Estos títulos se pagan en pesos al tipo de cambio oficial, y a su vencimiento no pagan dólares billete, sino la cantidad de pesos que resulte del tipo de cambio al momento de pago. Se adaptan bien a dos tipos de estrategias, de acuerdo con el perfil del inversor. Los más especializados tratan de armar un mix que les permita obtener un buen rendimiento en pesos, muy superior al que paga un plazo fijo. La idea es combinar la compra de un bono dólar-linked con la venta de un futuro, operatoria que algunas sociedades de bolsa tienen bastante bien aceitada. En algunas emisiones su rendimiento anual bruto puede superar el 25% anual.

El otro tipo de inversor que puede interesarse por estos activos “dollar linked” es aquel que precisa compensar el riesgo dólar de una cartera en pesos a largo plazo. En ese caso, el ahorrista puede verse interesado en diversificar su cartera para no quedar tan expuesto a una devaluación muy superior a la inflación en algún momento.

Publicado en Cambio de divisas,Dolar,General,Información,Inversores | Sin Comentarios

Falta de monedas

La falta de monedas en la economía argentina parece haber llegado para quedarse. La suba en el precio de las materias primas sumado a la fuerte desvalorización provocada por la inflación ha favorecido actividades ilícitas como la fundición del cobre, níquel y aluminio con el que están hechas. A pesar de ello, el Banco Central sumó 223 millones de monedas de distintos valores a la circulación en el último año.

falta de monedas

A nadie escapa que la falta de monedas se ha convertido en un problema. Si bien la inflación las ha hecho en muchos casos prescindibles, y la masiva emisión de la tarjeta de transporte “Sube” las ha descartado de su utilización para viajar en colectivo, existe un corrosivo argumento que parece haber puesto en jaque la existencia de estas piezas metálicas que resultan indispensables para una operación que forma parte indiscutible de la transacción económica con un medio de cambio como es el dinero: el vuelto… y la falta de monedas

Varias fuentes del mercado financiero y bancario que pidieron reserva señalan que en los últimos meses se dio una fuerte actividad ilegal de fundición de monedas. La razón hay que buscarla en el valor nominal que ostenta la pieza metálica (generalmente acuñada en cobre, níquel y aluminio) y su verdadero valor de mercado, si se toma en cuenta el metal con el que están hechas.

“En numerosas ocasiones a lo largo de las últimas décadas las monedas han sido fundidas cuando perdían valor a causa de la inflación. No es la primera vez, y en este caso es fácil inferir que las próximas monedas serán las de 1 y 2 pesos cuando pase algún tiempo”, dijo un eximio analista y especialista en metales de una de las principales casas de cambio.

El dato es que faltan monedas de 25 y 50 centavos, si bien ya resulta toda una extrañeza la circulación de monedas de 1, 5 y 10 centavos. Así, por ejemplo, la moneda de 1 centavo es hoy 6 veces más valiosa si se vende como metal que si se entrega al valor “facial”. Esta diferencia (que se calcula a la cotización del dólar oficial) es aún más importante si se toma el valor del dólar paralelo. En el caso de la moneda de 5 centavos, su valor en metálico asciende a $ 0,093, es decir, 86% más elevado (dólar oficial) e incluso 148% más caro si se toma el dólar paralelo.

Incluso la moneda de 25 centavos refleja la acción de la inflación, ya que en la versión compuesta 75% en cobre y 25% en níquel su valor metálico ya ha superado en un 51% el valor nominal de la pieza.

“Se trata de un mecanismo tradicional que resulta lógico a la luz de la desvalorización del poder adquisitivo del peso argentino y la valorización de los commodities, especialmente el cobre, aluminio y níquel que es el material del cual están hechas las monedas”, señaló Remo Gionco, un portfolio manager independiente que es a su vez uno de los mayores especialistas en monedas argentinas de todos los tiempos.

Consultado, en el Banco Central prefirieron no hacer comentarios sobre el particular, si bien señalaron no desconocer las versiones sobre la fundición del metal acuñado.

Sin distribución

En las entidades financieras se quejan: “hace 3 meses que el Banco Central no entrega monedas y por esa razón cada vez que un cliente quiere cambio no podemos dárselo”, dijo un cajero de uno de los principales bancos de la city. Los datos del BCRA que figuran en las estadísticas oficiales señalan lo opuesto: en los últimos 12 meses, el BCRA sumó 49 millones de monedas de 5 centavos y 86 millones de monedas de 10 centavos a la circulación. Esto implica el 60% del total de monedas que incorporó últimamente, ya que también sumó 19 millones de piezas de 25 centavos y 25 millones de piezas de 50 centavos a las que se sumaron 43 millones de monedas de 1 peso.

En lo que hace al porcentaje de monedas que sumó el BCRA en relación al total (pero separándolas por valor) el común denominador es que prácticamente en todos los casos se trató de un 3% adicional.
“Las monedas se entregan pero muchas personas las guardan o no las utilizan porque ahora tienen la tarjeta sube, por eso faltan”, señalaron en el BCRA. Así, sostienen que la multiplicación de las tarjetas provocó que desaparecieran las terminales de colectivos como captadoras y proveedoras de monedas.

Por otro lado, en función de los 7136 millones de monedas que (teóricamente) circulan en la economía local, el mayor porcentaje –un 36%– corresponde a piezas de 10 centavos mientras que otro 17% son monedas de 5 centavos. Un 16% restante guarda relación con las piezas de 1 peso.

Publicado en General,Información,Noticias | 2 Comentarios

Títulos de empresas ofrece ganancias del 15% a casi el 60% anual en dólares para inversores

Para las empresas argentinas financiarse en el mercado de capitales internacional es, en la actualidad, una tarea casi imposible.

titulos de empresas

La lluvia de malas noticias de las últimas semanas no hizo más que profundizar las trabas para futuras emisiones de títulos de deuda corporativa y elevó los rendimientos que exigen los inversores a niveles fuera de lo común.

Para desgracia de los CFO (“chief financial officer”), o dicho de otra manera, los tesoreros de lasgrandes compañías locales, esta situación se da en un momento en el que para el resto de la región esa “lluvia” no es, precisamente, de adversidades sino de dólares, debido a la enorme liquidez que hay en el mundo.

Según el analista de mercados Francisco Gómez Villamizar, “las colocaciones latinoamericanas debonos corporativos en la Bolsa de Nueva York ya rondan los u$s80.000 millones en el año”.

Estas nuevas emisiones son lideradas por Brasil, con casi la mitad (u$s38.600 millones) del monto adjudicado este año.

Le sigue México, con más de u$s17.500 millones y Chile, con u$s5.650 millones.

“El éxito de estas colocaciones radica en la abundante liquidez que hay en los mercados desarrollados, producto de las fuertes políticas de expansión de dinero llevadas a cabo en Estados Unidos, Asia y Europa”, señaló Luis Oganes, economista para América Latina del JP Morgan.

“Ante tasas de interés internacionales por debajo de la inflación, se buscan aquellas inversionescon retornos más altos y positivos, que son las que van hacia los países emergentes”, indicó el experto.

Volviendo a la situación argentina, para desgracia de quienes intentan buscar financiamiento, entre las mayores trabas que surgen para acceder a los mercados de crédito se pueden mencionar:

  • El elevado rendimiento que se les exige, tanto en niveles absolutos como relativos.
  • La incertidumbre que se generó a partir de la pesificación de la deuda de Chaco y de una compañía eléctrica.
  • Las limitaciones existentes para la distribución de dividendos.
  • El temor a que surjan nuevas trabas para el giro de fondos al exterior.
  • El avance de la CNV sobre la Bolsa y las propias compañías.
  • La rebaja de las calificaciones de provincias y empresas, que impide el acceso a potenciales inversores.
  • La reducción de nota a los títulos emitidos por Argentina por parte de Standard and Poor´s.
  • La incertidumbre sobre el futuro de la economía.

Según el economista Tomás Bulat, el miedo de los inversores es porque “muchas de lasemisiones están en dólares, porque en esa moneda se pagaba una menor tasa de interés y, principalmente, se extendían los plazos”.

“Esta ola de ´pesificación forzosa´ que promueve el Gobierno no hace otra cosa que profundizar el temor, ya que con esto se han roto los contratos con los inversores, que esperaban recibir una moneda y se encontraron con otra”, añadió Bulat.

En cuanto a la rebaja de las calificaciones decidida por Moody’s, ésta se centró en un grupo de compañías -entre las que se puede mencionar a Aeropuertos Argentina 2000 y a TGS- que están entre las más representativas si se consideran los montos comprometidos.

Para la agencia de rating esta reducción -que afecta a las obligaciones emitidas en moneda extranjera- refleja la creciente preocupación por la imposibilidad con la que se encuentran lasempresas privadas para acceder al mercado de cambios, debido a las restricciones impuestas por el Banco Central, que ya se pusieron de manifiesto recientemente con la pesificación de bonos dispuesta por el Gobierno del Chaco.

Además, “las perspectivas negativas de estas compañías reflejan la visión que tiene Moody’s sobre la calificación de los bonos del Gobierno argentino”, señalaron desde la firma.

Es que la situación de las firmas “no puede estar completamente desvinculada de la calidad crediticia del propio Estado”, agregaron desde la calificadora.

Es por la suma de todos estos factores que los bonos en circulación de empresas argentinas se presentan, hoy día, como los más riesgosos de América latina.

 

La otra cara de la moneda
Muchas de las empresas que están “condenadas” a pagar un alto rendimiento no son -per se-extremadamente riesgosas si se observa su historial, su calidad crediticia y performance.

En realidad, buena parte de esta elevada ganancia que deben ofrecer se debe al riesgo soberano.

Es por ello que, según confían analistas, se trata de una alternativa interesante para quienesbusquen elevados “rindes” -con pagos de intereses semestrales- y estén dispuestos a asumir eseriesgo argentino.

Con tasas cercanas a cero en el mundo desarrollado, encontrar bonos corporativos que rindan entre el 10% y el 15% anual puede convertirse para muchos en un “oasis” en medio del desierto.

Una simple comparación permite ilustrar más acabadamente las diferencias que existen entrecompañías similares de diferentes países.

Mientras que un título corporativo argentino tiene un rendimiento como el ya señalado, el de un par brasileño oscila entre el 1,8% y el 3,4%. En tanto, los de algunos emisores latinoamericanos a cinco años ofrecen como mucho un 4% anual.

La forma de financiarse es vía la emisión de obligaciones negociables (ON) que son títulos de deuda privada (una suerte de “pagarés” con vencimiento a plazos pre-establecidos) que pueden ser transados en el mercado y le dan al titular un derecho de crédito respecto de la empresa emisora.

Las altas tasas que ofrecen los locales están en línea con lo que sucede con el riesgo-país, que se mantiene entre los más altos del mundo, en torno de los 1.000 puntos básicos.

En virtud de ello, en la actualidad a las firmas se les dificulta mucho obtener fondos frescos a largo plazo en el exterior.

El caso más evidente es el de YPF, que anunció un programa de desembolsos de nada menos que de u$s37.500 millones, para los próximos cinco años. Hasta el momento, lo poco que emitió tuvo que ser colocado al 20% anual, pese a contar con la “inestimable” ayuda de Anses, que compró una gran parte de esa deuda.

En definitiva, deben conformarse con efectuar emisiones en el mercado local en pesos pero aplazos que van como máximo de 12 a 18 meses.

En buen romance, se trata de colocaciones para refinanciar deuda de corto plazo o financiar capital de trabajo, pero no para obras de envergadura.

“El problema, más allá de que las empresas no logren una financiación adecuada, en cuanto a plazos y tasas de interés, es que no sólo se frena el ingreso de dólares constantes y sonantes, sino quese incrementa la demanda de los mismos, ya que en muchos casos no pueden renovar sus vencimientos “, consideró Agustín Cramo, experto en negocios internacionales.

Un año flojo para nuevas emisiones
Esta compleja situación se refleja en las colocaciones de grandes empresas privadas. Entre enero y septiembre, éstas sumaron unos u$s1.706 millones.

Una cifra que hace suponer que -una vez concluido el presente año- el monto final será inferior al de los últimos dos, ya que rondará en menos del 60% del registrado en 2005, cuando se alcanzó el máximo nivel de los últimos doce años, período en el que se emitieron u$s3.600 millones.

¿Cómo es la situación actual agrupada por sectores?
1. Bancos: un informe de Puente consignó que si bien en las últimas semanas tuvieron una mejora, “siguen afectados por la decisión del Banco Central de impedir la distribución de dividendospara reforzar su situación de capital. A ello se suma el plan oficial de financiamiento a las Pymes al 15% anual en pesos a tres años de plazo”.

Ante esta situación, el bono del Hipotecario a 2016, por ejemplo, rinde 14% anual, y el del Macro a 2017 debe ofrecer un 11,4% anual.

Tarjeta Naranja debe abonar casi 11% anual, con vencimiento en 2017.

Un bono del Galicia, que vence en 2018, presenta una tasa del 13,17%, pero otro que finaliza un año después, paga el 17,5 por ciento.

2. Empresas eléctricas: fuertemente golpeadas por el nuevo marco regulatorio para el sector y por años de tarifas congeladas, estas firmas ofrecen “premios” que no bajan del 11 por ciento.

Cabe apuntar que también se ven afectadas por la incertidumbre que golpea al sector, en particular en lo que hace al futuro de las tarifas e, incluso, a la continuidad de las empresas en la prestación del servicio.

El bono con mayor rendimiento es el de la transportadora eléctrica Transener, pues trepa a uninsólito 59,2%. El título perdió en este 2012 más de la mitad de su valor.

En cuanto al papel Edenor 2022, el mismo rinde 24% anual en dólares, lo que refleja todas las dudas de los inversores. Cabe señalar, que esa deuda fue calificada como de alta probabilidad de incumplimiento.

Un bono de TGS al 2017 ofrece 16,1%, más allá de que la firma continúa mostrando un flujo positivo de ingresos.

3. Construcción y Real Estate: las compañías de este sector venían obteniendo buenos resultados, lo que se refleja en rendimientos de deuda razonables, según explican los expertos de Puente.

El bono IRSA 2017, por ejemplo, está rindiendo 14%, mientras que el de Raghsa del mismo año (la desarrolladora de las torres Le Parc) debe ofrecer un 13,37% anual.

4. Petróleo y gas: el caso más emblemático es el de Pan American Energy. Producto de las nuevas regulaciones que pesan sobre el mercado de hidrocarburos la deuda sufrió una caída en su calificación y ahora se ubica en niveles equivalentes al riesgo-país.

Por eso, el título del bono a 2021 de la firma ahora debe ofrecer cerca del 11% anual. Esta es una de las empresas que se quedó sin acceso al crédito internacional en los últimos meses.

5. Alimentación y bebidas: Arcor es indudablemente uno de los casos más exitosos desde el punto de vista de la percepción del inversor. Influye su buena performance exportadora. La deuda a 2017 sigue, a pesar de todo, por debajo del 6% anual.

Pero no es la única del sector que luce atractiva. Arcos Dorados (que maneja las franquicias de Mc Donalds en toda la región) cotiza para el papel que vence en 2019 también por debajo del 6%, pero se trata de una marca más regional que argentina.

Publicado en Dolar,Información,Inversores | Sin Comentarios

A partir del 2013, la AFIP podrá pedir datos de argentinos en 37 países

AFIP 2013. Gracias a un convenio multilateral elaborado por estados de la Unión Europea (UE), el G-20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la AFIP tendrá acceso a datos de bienes de contribuyentes argentinos en el exterior.

echegaray

El acuerdo fue propuesto e impulsado por los países desarrollados como consecuencia de la crisis que comenzó en 2008 y con el objetivo de aumentar la recaudación de impuestos y reducir la evasión.

La Argentina, que fue el primer país sudamericano en firmar el “Convenio Multilateral de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal” en agosto pasado, recién formará parte oficialmente desde 2013, informa el diario La Nación.

El ente encargado de administrar estos datos será la AFIP, que como sucede con otros acuerdos de intercambio de información, solamente se usará sobre las personas que estén bajo investigación del fisco argentino.

El tratado multilateral fue elaborado por la UE, el G-20 y la OCDE, y los países firmantes con los que Argentina podrá intercambiar información tributaria son 37.

Los Estados miembro son Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Ghana, Georgia, Grecia, Islandia, la India, Indonesia, Irlanda, Italia, Japón, Corea, México, Moldavia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Gran Bretaña, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Túnez, Turquía y Ucrania.

Según publicó el matutino porteño, no participan del acuerdo los países conocidos como paraísos fiscales, y Panamá, Uruguay y Suiza, entre otros.

Publicado en General,Información | Sin Comentarios

Vacacionar en Uruguay. Las ventajas financieras que ofrece

Estamos en época donde los argentinos evalúan donde vacacionar. En Finansarg Grupo Financiero – Cambio de cheques veremos cada semana que ofrecen los distintos países pensando en el “Cepo cambiario”.

uruguay cepo dolares

El titular de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), Juan Martínez, aseguró hoy que la entidad alcanzó un acuerdo con el Banco República de ese país (BROU) para facilitar el pago en pesos del hospedaje de los turistas argentinos, durante la próxima temporada.

Martínez informó al diario ‘El Observador‘ que la cámara empresaria mantuvo un encuentro con el presidente del BROU, Fernando Calloia y el gerente de la sucursal en Buenos Aires, para diseñar una “fórmula alternativa” para que los turistas argentinos desde cualquier provincia puedan pagar con sus pesos a la cotización oficial (unos $ 4,70 por dólar), mientras que los hoteles uruguayos recibirán dólares a cambio.

Sin embargo, nada dijo de la eventual autorización que debería dar el Banco Central de la República Argentina para transferir esos dólares al exterior.

El empresario reveló que “las partes” definieron un mecanismo por el cual los argentinos que decidan viajar al Uruguay puedan transferir desde una cuenta bancaria sus pesos a la sucursal del Banco República en Buenos Aires, la que luego los convertirá a dólares.

“El único requisito para los hoteles locales será el de tener una cuenta operativa con el BROU”, explicó el matutino.

“Esos dólares los transferirá luego a la cuentas del BROU en Uruguay que tengan las empresas hoteleras”, añadió.

Martínez explicó que esta operación tendrá un costo “social” único de u$s 10 para los turistas argentinos por transacción.

Según ‘El Observador‘, el presidente de la AHUR indicó que esa “alternativa de pago para el hospedaje” de turistas seguramente será una opción “atractiva” en lugar de utilizar sus tarjetas de crédito, ya que, de esta manera, y más allá del recargo de 15% dispuesto en los consumos con tarjeta, “evitan declarar todos sus gastos ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)”.

Publicado en Cambio de divisas,Dolar,General,Información | Sin Comentarios