Prestamos con cheques

Bonos linked, cada vez más atractivos

Quien por estos días desee invertir su dinero en activos financieros, debe considerar que su elección dependerá de una serie de condicionantes que pueden afectar el rendimiento de su capital y los bonos linked pueden ser una buena opción.

bonos linked

En tal sentido, los factores de corto y mediano plazo a tener en cuenta son:

• La decisión de la Cámara de Apelaciones de Nueva York respecto a la disputa entre el Gobierno y los fondos buitre.

• El rumbo que tomará el dólar blue a partir de la fuerte entrada de “sojadólares” y de cara a las próximas elecciones.

• La velocidad que le imprima el Banco Central al tipo de cambio oficial y al nivel de emisión de pesos para financiar el gasto público.

• La adopción de nuevas medidas oficiales para “tapar” las grietas del cepo.

• El nivel de tasas de interés y el grado de liquidez del sistema financiero.

En la actualidad, una de las cuestiones que los analistas miran con sumo detenimiento es la referida al conflicto con los fondos buitre.

En la medida en que transcurra el tiempo y se acerque el plazo que tienen para responder si aceptan o no la propuesta argentina, la palabra incertidumbre será una de las más pronunciadas en la city porteña. En particular, en el segmento de bonos (renta fija).

“De los tres escenarios posibles, el peor de todos sería que se ratifique totalmente el fallo del juez Griesa, que impulsa el pago de la totalidad del monto reclamado por los holdouts”, sostiene el analista Agustín Cramo.

“Este solo motivo hace que muchos inversores hayan decidido concentrar parte de sus carteras en aquellos bonos -tanto públicos como corporativos- que ajustan por el tipo de cambio oficial y que se encuentran regulados por la legislación local”, agrega.

En cuanto a las otras opciones, “los títulos nominados en dólares con legislación argentina, como el Boden 2015 y el Bonar X -que tuvieron una muy buena performance-, aún siguen siendo una de las pocas alternativas disponibles para cubrirse en divisas”, afirma Dionisio Corneille, titular de la sociedad de bolsa homónima.

Según Paula Premrou, directora de Portfolio Personal, “las opciones de inversión más atractivas son los bonos en dólares con legislación local y los instrumentos que permitan maximizar los rendimientos en pesos”.

“Dentro de estos últimos, los títulos con cláusulas de dólar linked vuelven a ganar protagonismo, ante la eventual aceleración en el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial”, añade.

Otro analista, “off the record”, remarca que por la incertidumbre que envuelve al mercado “las alternativas más recomendables para los próximos meses se reducen a unas pocas opciones, siendo la de los títulos públicos y privados atados al dólar las más interesantes”.

“Quienes desde principios de año apostaron a las acciones, partían del supuesto que en 2013 la economía argentina crecería más que el año pasado. Esto, por mayores exportaciones y gracias a cierta recuperación económica de Brasil”, afirma la fuente consultada.

“Pero -aclara- desde un tiempo a esta parte esas estimaciones comenzaron a ser revisadas a la baja. El impulso que puede traer el consumo interno parece haber entrado en una meseta, debido a cierta debilidad del salario real y al endurecimiento del mercado laboral”.

Bonos provinciales, en la mira de inversores

A la hora de decidir en dónde poner “fichas”, muchos inversores se preguntan por qué los precios de los bonos provinciales -que pagan la suba del dólar oficial más un plus- se mantienen en niveles elevados.

Algunos factores permiten dar respuesta a este interrogante. Entre ellos, porque se encuentran alejados de las “garras” de los fondos buitre.

También, porque ajustan según la variación del billete verde en momentos en los que todo indica que la suba por parte del Banco Central irá tomando mayor aceleración.

Adicionalmente, no están atados a las decisiones del BCRA en cuanto a la provisión de dólares que el emisor debiera necesitar, en caso de ser otro el mecanismo de cancelación.

La persistencia de la demanda por parte de inversores ilusiona a muchos gobiernos provinciales que, ante necesidades de financiamiento creciente e imposibilidad de obtener fondos por otros caminos, ven en estos títulos una alternativa más que interesante para ofrecer.

No por nada, se calcula que este año las nuevas emisiones bajo esta modalidad rondarán los $4.700 millones. Es decir, un 20% más que en 2012.

Además, la mayoría de los mismas tendrá como lapso de repago apenas un año, lo que le confieren mayor atractivo a ojos de quienes buscan comprar estos bonos.

“Este año va a seguir soplando viento a favor para emisiones de títulos de dólar linked y habrá más opciones para los ahorristas que deseen volcarse a ellos”, expresa a iProfesional.com Federico Tomasevich, presidente de Puente.

“Los particulares demandan mucho esta alternativa, ya que paga lo que sube el billete verde oficial más un adicional, lo que le permite cubrirse de la devaluación. Además, los montos de inversión son bajos”, añade.

No obstante, aclara que “a diferencia del año pasado, cuando ese adicional era del 9% ahora ese margen ha bajado a un 2% o menos”.

Sin embargo, varios analistas de la city porteña remarcan que, si bien viene cayendo ese spread, el descenso se compensa por las mayores expectativas de devaluación, lo que apuntala el rendimiento y la tasa de retorno.

Sin ir más lejos, en el transcurso de poco más de un año, los de la Ciudad de Buenos Aires redujeron el rendimiento desde el 7,95% a menos de la mitad. En menor medida sucedió algo similar con los de Córdoba.

Cabe señalar que si se toma lo ocurrido en el primer trimestre en la cotización oficial -y se la proyecta para todo el año- la tasa de devaluación rondaría el 20%. Incluso, en el mercado de futuros se negocian contratos que indican un porcentaje muy superior al que pronostican los analistas.

Desde la city porteña señalan que los inversores los mantendrán en cartera en tanto y en cuanto su rentabilidad se ubique por encima de la de un plazo fijo.

Cabe apuntar que si bien existen numerosas series que cotizan en la bolsa porteña, sólo un puñado muestra los mayores niveles de adhesión.

En general, los expertos recomiendan los bonos de la Ciudad de Buenos Aires, ya que consideran que este distrito sigue mostrando buenos indicadores económicos: baja deuda (1% del PBI), alta independencia fiscal (los ingresos propios representan 85% de los totales), superávit operativo(9% de las entradas globales) y la mayor calificación crediticia entre “sus pares”.

Recientemente, el gobierno porteño colocó una nueva serie por u$s100 millones, a cinco años de plazo, a una tasa del 3,98%.

Dicho lapso de emisión fue “el más largo para un sub-soberano desde 2010″, expresó en un comunicado la firma Puente, agente colocador exclusivo del papel.

El mismo fue adquirido por clientes corporativos, banca privada e inversores institucionales de todo el país, y las ofertas totalizaron u$s143 millones. Esto representó casi el triple del monto de emisión original licitado de u$s50 millones.

En cuanto a los de la Provincia de Buenos Aires sus títulos siguen ganando adhesiones, pese a las dificultades que atraviesa desde el punto de vista financiero. Otros papeles que muestran una demanda sostenida son los de la Provincia de Neuquén concluye iProfesional.com.

Comentarios

comentarios

Publicado en Dolar,General,Información,Inversores,Noticias | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.