Prestamos con cheques

Los bancos preparan más ajustes de las tasas de créditos y depósitos

Los bancos se ven obligados ahora a endurecer sus préstamos al consumo y deciden subir no sólo las tasas de interés que pagan a los ahorristas sino también las que cobran a los tomadores de crédito.

bonificaciones de bancos

En el sistema justifican el encarecimiento con las dificultades que reconocen tener para captar depósitos en el mercado; y que atribuyen en parte al esfuerzo del Banco Central por quitar pesos de la economía para atenuar la inflación y evitar una disparada del dólar que se vende en las cuevas.

Los bancos ya ajustaron, en sólo dos meses, en 400 puntos básicos las tasas de interés de sus préstamos al consumo. Y estiman que el ajuste continuará al menos hasta las elecciones, porque consideran que aún no están en un nivel de equilibrio. Las expectativas de los ahorristas sobre la devaluación y la inflación son hoy más altas que los costos que cobran ellos a sus clientes y son, por eso, la explicación principal de la demanda sostenida que todavía se percibe en las líneas en pesos, relata el diario Ambito Financiero.

El escenario se complica más si los depósitos no crecen, porque las entidades deben cumplir al mismo tiempo con los $20.000 millones que les exige volcar el Banco Central en préstamos al sector productivo.

A las grandes entidades del sistema les preocupa que cada vez les resulte más difícil captar dinero a bajo costo: las cuentas a la vista del sector privado, por las que no pagan ningún tipo de retorno, sólo crecieron $2.000 millones durante el mes pasado; y los plazos fijos, por lo que empiezan a ofrecer tasas cada vez más altas, tuvieron en el mismo período un avance de sólo $5.000 millones, uno de los más bajos del año.

Contrariamente a lo que sucedía en otras épocas, hoy el Gobierno parece convalidar este ajuste,con una política monetaria visiblemente más contractiva (o menos expansiva). El ritmo de emisión, que había llegado al 40% anual, ya se ubica en torno del 25% anual y es el más bajo de los últimos tres años.

El martes, en la licitación de deuda que realiza con los bancos, el Central decidió absorber unos $ 2.000 millones. Y la tasa Badlar, que sirve de referencia para todo el sistema y refleja el retorno que se paga por los depósitos más grandes, se ubica ahora en un 19,5% anual en las mesas de dinero de los bancos privados (18,25% según la encuesta del BCRA).

Los bancos ya habían salido en masa a ajustar las tasas de interés de prácticamente todos sus créditos a mediados de agosto, inmediatamente después de que el Central les prohibiera facturar una buena parte de los cargos y comisiones que cobran a sus clientes. Desde esos días hasta hoy, la suba ya alcanzó los 400 puntos básicos para las tasas de líneas al consumo que inicialmente se ubicaban en un rango de entre un 30% y el 45% anual.

Esto sucedió luego de que el Central les impidiera a los bancos cobrar en sus créditos cualquier cargo adicional en concepto de servicios que brindaran terceros o que no tuvieran una contraprestación directa, como el seguro de vida, las operaciones por ventanilla y el cobro de resúmenes electrónicos, según consigna Ambito Financiero.

La medida representó entonces un duro golpe para un sistema financiero que durante los últimos años había encontrado en las comisiones el recurso más adecuado para sobrellevar la caída de sus márgenes de ganancia. Los efectos se ven ahora, dicen, con estos nuevos mecanismos que adoptan para sobrevivir a la regulación.

Comentarios

comentarios

Publicado en Cobranzas,Créditos,General,Información,Inversores,Plazo fijo,Transferencias | Sin Comentarios

Deja un Comentario

Por favor, respeta a los demás usuarios. Tu email no se publicará.